HIRIBIDEA


Fecha: Pleno de 24 de julio de 1983

Propuesta: Comisión especial de calles

 

 

Desde la rotonda de Zubi Muxu, en el cruce con Mendelu hasta la carretera del Molino

 


Esta avenida recibe el nombre de uno de los tradicionales caseríos del barrio de Anaka que, por extensión, da nombre a todo el paraje que le rodeaba, actualmente urbanizado.

Su primitiva denominación fue "Lechumunberra". Fue construido el año 1551 por Lázaro de Berceo, con un manzanal y una pieza de tierra para sembrar junto al manantial llamado Lechunberro. Desde entonces, hasta finales del siglo XVII se denominó de esa manera.

En 1786 el caserío era propiedad del clero local. Lechumborro fue desde siempre un caserío importante y así se deduce de los pasajes que hemos extraído de los libros de actas municipales. Su manantial era muy codiciado, y a él se refieren algunos permisos de utilización otorgados en 1856 y posteriores. En los años que van desde 1850 a 1920, hemos encontrado varias referencias a la cantera que había en sus inmediaciones, de la que se sacaba piedra para la fabricación de cal. Los árboles eran abundantes en sus cercanías. Una curiosa cita de 1782 narra que la leña obtenida en Lechumborro era donada como limosna al convento de los PP.Capuchinos de Fuenterrabía.

 El caserío, como otros, estuvo en posesión del goce de un desembarcadero existente tras entrar por el puente de Mendelo o Zubimusu, donde llegaban las gabarras para la descarga de abonos, hasta con media marea.

 

Una historia que hemos oído repetidas veces sobre este caserío es que, al encontrarse precisamente en la "muga", parte del mismo, concretamente la cuadra, se encontraba en terrenos de Hondarribia, en tanto que la cocina estaba en el lado de Irun. Parece ser que fue este detalle el que determinó su registro definitivo en nuestro municipio.

 


 

Caserío Letxunborro

 

Avda. Letxunborro en el año 1992