Fecha:  Pleno de 27 de febrero de 2011

 

 

En él ámbito de Oñaurre. La más próxima a la autopista.


Antiguamente algunas familias en buena situación económica tenían niñeras  (en euskara "Iñudeak") para cuidar a sus hijos. Su vestuario era llamativo. Portaban un espectacular tocado blanco, traje largo con bordados y delantal  con puntillas.

En algunos casos ian acompañadas de un gran coche para llevar al bebé.

 

Antaño la nodriza (Iñude) era una mujer que amamanta a un lactante que no era su hijo, actividad que hoy está prácticamente en desuso.

 

El empleo de amas de cría fue común hasta el siglo XIX para alimentar a niños cuyas madres no podían o no deseaban hacerlo. El recurso a contratar a una nodriza podía estar motivado por razones físicas, cómo en el caso de una producción insuficiente de leche; en partos múltiples en los que una sola persona no puede satisfacer los requisitos de lactancia, u otros motivos. La profesionalización de la lactancia permitía a la madre dedicarse a otras ocupaciones. Con el paso del tiempo las nodrizas se limitaron únicamente al cuidado de los niños.

  

En el prólogo del Carnaval irunés no puede faltar la comparsa de "Iñudes y Artzaiak", una tradición que se remonta al menos a 1926, tal y como aparece en uno de los documentos de nuestro Archivo Municipal.

 


1881

1900

1918

 

Evolución de los trajes de Iñude con el paso de los años

 


 

 

Comparsa de Iñudes a su paso por "La Visera". (Foto: A.M.I.)


 

Iñudes a su paso junto al Palacio Arbelaitz


 


 

Maquetación e información gráfica:

Agustín Morate Zulaika

Cofradía Anaka de Irun