De haber existido periódicos en aquella época, sin duda se hubieran hecho eco de noticias y visitas de personajes como los que se citan a continuación:

Lope de Vega estuvo en Irun en 1615 con la comitiva real que llegó a la frontera para recibir a la princesa Isabel, hermana de Luis XIII de Francia.

En 1660, Felipe IV encomendó al gran pintor Velázquez , en su calidad de Aposentador Mayor de Palacio, la delicada y difícil misión de buscarle aposento, en la jornada que Su Majestad partía hacia Irun, acompañando á la Serenísima Señora Infanta de España Doña Maria Teresa de Austria.

Lucas de Arbelaiz, marino de guerra irunés que fue designado contra la escuadra de Luis XIV de Francia, murió en el palacio de Arbelaiz en 1696.

Precisamente, en el  palacio de Arbelaiz, en uno de sus muros interiores aparecen los nombres de las personalidades que allí pernoctaron entre los años 1565 a 1782.

Entresacamos, las correspondientes al siglo XVII: (1615)  Ana de Austria, esposa de Luis XIII de Francia e hija de Felipe III, (1659) el duque de Lorena Carlos IV, (1679) María Luisa de Orleans, esposa de Carlos II, (1692) Catalina de Braganza, reina de Inglaterra.

Felipe V estuvo en Irun el 22 de enero de 1700. Entre las doce y la una del mediodía, entró en la iglesia parroquial de Santa María del Juncal.

Para la difusión de éstas y otras noticias a mayor escala hubo que esperar algunos años. Fue precisamente en el siglo XVII cuando se introduce el arte de la imprenta en Guipúzcoa. Martín de Ugarte, en las Juntas Generales celebradas en Fuenterrabía en 1667, ya apuntó las ventajas que reportaría que hubiese un impresor de libros.