Las layas eran antiguos aperos agrícolas  que nuestros antepasados utilizaban para voltear la tierra.

Su uso fue frecuente hasta los años cincuenta en lugares en los que no entraba el arado.

La  laya es el elemento central del logotipo de nuestra Cofradía. Representa el trabajo en equipo.

 

HOMENAJE




Esta obra se encuentran en Irun, junto al llamado bidegorri de Oxinbiril, data de 1984 y su autor es Gabriel Narzabal González (Irun, 1955), escultor y Gran Maestre de la Cofradía Anaka.    

Narzabal, por dos veces, había obtenido el primer premio de escultura en el Certamen de Artistas Noveles de Gipuzkoa. Para la ejecución de “Laiak” se declinó por el acero denominado "Cor-ten".

La forja de la escultura se encargó a la fabrica d Patricio Echeverria, S.A., de Legazpia.

“Laiak” tiene una altura de 4’5 metros, una anchura de 2’50 metros y un preso aproximado de 9,5 toneladas.

La obra fue instalada el 15 de noviembre de 1984.

El conjunto se encuentra en perfecto estado de conservación y en pleno proceso oxidante, ya que el material empleado  ofrece una buena resistencia a la corrosividad. La señalética explicativa fue colocada el 10 de enero de 2014.

 

 

CLICK SOBRE LA IMAGEN

PARA CONOCER AL ESCULTOR

 

Fotos: Vicente Iturria

 

REHABILITACIÓN

 

El interés de la Cofradía Anaka por las layas va más allá de su mera exhibición. Con la ayuda de gentes del barrio, realiza labores de recuperación de estas herramientas que, en la mayoría de los casos, llevaban medio siglo olvidadas en desvanes de caseríos o casas de labranza. Una vez rehabilitadas son devueltas a sus propietarios. A través de estas fotos, les mostramos parte del proceso de reparación.



VIEJAS FOTOS


Foto: Enrique Guinea

Foto: Felipe Manterola

Foto: Indalecio Ojanguren

Foto: J.L.Etxegoien

Foto: Mintza Lagun

Foto: Indalecio Ojanguren


NUESTROS LAYADORES


 

 

"Layadores". Obra del escultor irunés León Barrenechea Torralba