La tradición pelotazale de Irun tiene que ver con el número de frontones y trinketes existentes en nuestra ciudad: Artaleku, Behobia, Borda…  y los que, con el paso de los años, han ido desapareciendo.

 

De todos ellos el más popular fue el Trinquete Ramuncho.

 

 

El lugar elegido por sus promotores fue la Avda. de Francia y sería dado de alta en el Registro de la Propiedad como "Juego de pelota cubierto denominado Trinquete Ramuncho".

Para su construcción se constituyó la sociedad mercantil "Trinquete Ramuncho" , que realizaba todas sus operaciones bajo la razón social "Luis Rodrígue Gal y Cía."

 

Boceto para la fachada realizado porLuis Vallet

 

El proyecto fue realizado por el prestigioso arquitecto Luis Vallet. El solar, de 1.320 m2, fue el resultado de la unión de dos fincas colindantes por aportación de Antonio Arabolaza.

Fue inaugurado el 13 de junio de 1926, con la presencia del alcalde Ángel Fernández de Casadevante, jugándose el primer partido que enfrentó a Dongaitz y Arrayet I con Darraidou y Arcé, con victoria de los primeros por 50 a 39 tantos.

Como curiosidad añadiremos que desde el mismo mes de su inauguración el Trinquete fue el domicilio social del Real Unión. (En la foto de arriba puede apreciarse el escudo del club en la fachada)

 

El aforo de las instalaciones deportivas era considerable. El total de plazas ascendía a 855 personas, repartidas en dos plantas más las  entradas de red.

Se trataba de un edificio polivalente compuesto por dos construcciones anejas que incluían el trinquete, centro de ocio con viviendas y oficinas en el piso superior. Los accesos al mismo y aceras no se habilitaron hasta después de su inauguración.

Además de la actividad pelotística tuvo otras de carácter lúdico y cultural. El Trinquete y Café Ramuntxo, en cuyos salones se podían contemplar incluso diversas exposiciones,  eran obligado punto de encuentro durante las fiestas de San Pedro y San Marcial. También se organizaban bailes y fiestas de Carnaval y exhibiciones de boxeo.

En la década de los treinta el Trinquete vivió una época de crisis por lo que tuvo que alquilarse para mítines políticos.

En 1934 tuvo lugar la disolución parcial de la sociedad gestora que pasó a denominarse "Arabolaza Hermanos", aunque se mantuvo la denominación de Trinquete Ramuncho.

La guerra civil de 1936 afectó de forma determinante a la vida del Trinquete. Según noticias aportadas por personas que vivieron la cruel contienda, el recinto sirvió durante el transcurso de la misma como depósito de cadáveres de ambos bandos.

Entre los años 1937 y posteriores el Trinquete figuraba únicamente en la matrícula de contribución en concepto de Café.

En 1943 se disolvió la Sociedad y el edificio fue adquirido por la agencia de aduanas Feliú y Fernández. Lo utilizaron como almacén de mercancías sin alterar las instalaciones de grada, frontis, cancha, etc... El exterior fue ligeramente modificado con la construcción de un mirador en la primera planta y la ampliación de la entrada principal para permitir el acceso a camiones.

En la década de los ochenta se trató recuperar el Trinquete con un llamamiento a la Federación Guipuzcoana de Pelota Vasca, a la Diputación Foral de Gipuzkoa, a la Dirección de Deportes del Gobierno Vasco y al Ayuntamiento de Irun para que adquirieran el edificio y reabrieran el Trinquete, pero no hubo respuesta por parte de dichas instituciones.

En la actualidad se han establecido en su interior viviendas, oficinas y garajes, y en el antiguo café una hermosa cafetería. Afortunadamente, lo promotores han respetado las características esenciales del edificio manteniendo su exterior tal y como lo proyectó Luis Vallet.

 


 

EL NUEVO RAMUNTXO

 

Fue en 1995 cuando un grupo de amigos liderado por Josetxo Iraundegui tuvieron la valentía de iniciar las gestiones para la construcción de un nuevo trinkete. Todos ellos junto con el entonces alcalde Alberto Buen y sus equipos pusieron las bases para que el proyecto se hiciera realidad.

 

En 2007 se inauguró la sede social, y una escultura de Nestor Basterretxea a escasos metros de lo que unos meses más tarde sería el nuevo trinkete municipal Ramuntxo Berri, instalación que se ubica en Artía, en la calle Iparragirre, y que da sucesión al anteriormente citado en la avenida de Iparralde.

 

El Ramuntxo Berri es obra de los arquitectos José María Moraiz y Sonia Arana. El coste superó el millón de euros y ocupa una superficie de mil metros cuadrados.

Tiene capacidad para 350 espectadores, 252 sentados y 96 de pie, y está homologado por la Federación Internacional de Pelota Vasca, por lo que puede albergar partidos internacionales.

Llama la atención de este trinkete la cristalera del rebote, tras la que se ubica una de las gradas, desde allí se ofrece una visión fantástica de los partidos.

 

 


OTROS TRINKETES

 

Trinquete de Behobia

 

Aficionados pelotazales junto al trinkete de Behobia. Año 1943


 

Al menos desde 1847 se tiene conocimiento de que hubo un trinkete junto a la casa consistorial, llamado de Arrascaeta y que más tarde fue sede de un teatro (1900-1906).

 

 

Casa consistorial, apreciándose la derecha de la plaza la antigua casa de Aranzate como sede de un Hotel-Restaurante y, a continuación el edificio del Trinkete de Arrascaeta . Año 1906

  


 

El construido en 1882, propiedad de Tomás Echeverría, en la calle Uranzu, donde posteriormente tuvio su sede la Unión de Artistas Vidrieros.

 

La flecha indica la ubicación del antiguo frontón. En primer plano el edificio en el que estuvo las sociedad Los Trankilos, en la calle Uranzu (esquina con la calle Korrokoitz)

 

 

Este trinkete tenía la peculiaridad de que el tejadillo inclinado, con su correspondiente red, estaba en la pared derecha y no en la parte izquierda como es habitual.

 


FUENTES:

 

Trinquete Ramuncho: Extracto del trabajo de Sagrario Arrizabalaga Marín, miembro de Honor de la Coradía Anaka, publicado en 2005 en el libro "Aquel Trinquete Ramuncho" de Josetxo Iraundegui Arróspide

 

Fotos: Archivo Municipal Irun y archivo de Josetxo Iraundegui