lLA ANTIGUA PLAZA DE TOROS


Salvo algunos apuntes tomados del Archivo Municipal de Irun, el resto se lo debemos al excelente trabajo de investigación realizado, en el año 2000, por Sagrario Arrizabalaga y que publicó en su libro “Festejos de Toros en Irun siglos XVI-XX”.

De su lectura hemos sabido que, a excepción de los que se montaron en las plazas de San Juan y Urdanibia, el resto de los escenarios taurinos, plaza de toros incluida, estuvieron casi siempre dentro de los límites del Barrio de Anaka.

Obviamente las llamadas “plazas de toros”,  no eran más que un cercado provisional con barreras y algo de  arena en el centro.

Cuenta Sagrario que la más antigua estuvo junto a la iglesia del Juncal, entre 1655 y 1729. Luego en la plaza de San Juan Harri y en la plaza de Urdanibia, en la que se celebraron novilladas en 1846 y 1864.

Hubo un par de proyectos de nuevas plazas que no prosperaron. En 1881 en la que ahora conocemos como plaza del Ensanche, y otra en 1883 para la construcción de un coso en la Avda. de la Estación (actual Paseo de Colón).

Se insistió en la primera opción y finalmente  pudo levantarse una en 1884, y en el mismo lugar otra, en 1886, con capacidad para 3000 personas, en la que se celebraron novilladas los días 7 y 9 de marzo, y 29 y 30 de junio de aquel año.

Pero la primera y única plaza de toros considerada como tal estuvo en Mendibil.

Fue una de las de más prestigio de Guipúzcoa e inaugurada el 29 de junio de 1910. Tenía una capacidad para 8000 personas. (Hemos de indicar que en aquella fecha ya existía otra en Fuenterrabía con un aforo de 6500 aficionados)

La Plaza de Toros de Mendibil fue construida en terrenos del caserío del mismo nombre y por iniciativa privada, por lo que nuestro Ayuntamiento solo tuvo que ocuparse de mejorar los accesos al coso.

Los terrenos que, ocupaban una superficie de 9282 m2., fueron adquiridos por el precio de 27.847 pesetas.

La plaza fue construida en el tiempo record de cuatro meses, iniciándose las obras el 1 de marzo de 1910. El arquitecto fue Luis Elizalde y el contratista, el beratarra Ramón Zabaleta.

Tenía el coso 45 m. de diámetro y el del exterior de la plaza era de 75 m.

El tendido constaba de 9 filas, las gradas cubiertas de delantera más otras 5 filas, además de 32 palcos y presidencia.

Disponía de todo lo necesario en una plaza de su categoría, toriles, enfermería, sala de operaciones, sala de toreros y capilla.

El presupuesto inicial de 100.000 pta. se vio ampliamente superado llegando a las 225.000 pta.

Un detalle a tener en cuenta:  lo que en principio pudiera parecer una plaza descomunal para los 12.000 habitantes que Irun tenía en 1911, no lo era tanto dada la afición local existente y la afluencia de espectadores del resto de la provincia y de numerosos franceses que venían a disfrutar del espectáculo.

 

Apenas habían transcurrido diez años desde su inauguración, y como el negocio no resultó todo lo rentable que se esperaba, en 1920,  se vendieron los terrenos a Salvador Echeandía Gal, quien obtuvo la autorización para derribar el coso.


Fotos: Archivo Municipal de Irun