Para salvar, ríos, vías de tren, canales y regatas, existen en Irun puentes de todo tipo. Algunos son  internacionalmente  conocidos, como los que atraviesan el Bidasoa y otros mínimos,  rudimentarios o desaparecidos como los que vadean la regata de Urdanibia, en la muga con Jaizubia (Hondarribia). Presentamos algunos de ellos con su pequeña historia. Iniciamos este repaso comenzando  desde el desaparecido puente de Zubimuxu.

 

MENDELU – ZUBIMUXU

 

Aunque hace un siglo que desapareció, fue uno de los más antiguos dentro de los límites del barrio de Anaka. Existen referencias del mismo, por lo menos desde 1668. En en una de cuyas actas municipales de aquel año se le cita porque en sus cercanías apareció ahogado Martín de Baigorri. También en otra de 1670 se hace constar que el puente “se hizo por esta Universidad de Irun, y así se anota para que se tenga presente”

En 1730 el puente  era de madera y fue reconstruido en piedra entre 1736 y 1737.

Se sabe que sufrió importantes mejoras en 1890. Junto a él se instaló, en 1920, una columna divisoria entre Irun y Fuenterrabía que llevaba los escudos de ambos pueblos.

En la foto, sacada desde Mendelu, se puede apreciar el caserío Zubimuxu, perteneciente a Anaka, y al lado las primeras casas, ya desaparecidas, de la calle Hondarribia, a la que nuestro mayores llamaban "Zuimuxuko malda".

 

 ESCAPACHULO

 

El dato más antiguo que hemos encontrado de este lugar data de 1833,  y  más que de un puente se  trataba de una pasarela por la que pleiteaban los ayuntamientos de Irun y Fuenterrabía, ya que estaba ubicado en terrenos  juncales.

En otros documentos de 1919 y 1920 se establecen acuerdos entre ambas localidades para su reconstrucción y posteriores trabajos de mantenimiento.

Para situarles,  diremos que se encontraba en los aledaños de  los actuales pabellones de Alkain, en Mendelu.

Todavía en 1994 se utilizaba el término de Escapachulo, y así lo hemos hallado escrito en las actas de un juicio de menor cuantía por los citados terrenos.

A pesar de haber transcurrido tantos años, todavía existen algunos restos del viejo puente. Sobre ellos se han construido unas toscas escaleras hasta la ría, que algunos lugareños todavía utilizan para cruzar al otro lado de la regata y cuidar de sus huertos, las antiguas marismas o terrenos juncales.

 

 

 AMUTE

No es la primera vez que “reivindicamos” este puente como perteneciente a Irun. En uno de los libros de actas del Ayuntamiento de Irun del año 1701 se dice textualmente “…sobre la orden de Diputación para que se arregle el camino hasta esa ciudad (se refiere a Fuenterrabia)  desde el puente pequeño de Mendelu, por si pasase su majestad, y reparos de la Universidad indicando que el territorio de Irun llega hasta el puente grande de Amute”. En otro de 1710 se acuerda” prohibir que los vecinos de Hendaia pesquen en el río Bidasoa y el puente de Amute, término propio de la Universidad de Irun”.En 1831 la ciudad de Fuenterrabia solicita la construcción de un nuevo puente en Amute con los beneficios de las tierras juncales existentes entre Irun y Fuenterrabía.

 

 URDANIBIA

 

Por los restos de piedras que todavía quedan en el lugar, podríamos aventurarnos a señalar que el antiguo puente de Urdanibia podría ubicarse no muy lejos de donde se encuentra la pasarela de la imagen.

Al fondo, entre árboles, pueden apreciarse el Palacio de Urdanibia y el viejo molino.

El Urdanibia en la actualidad no es más que un simple riachuelo, debido a que las nuevas reurbanizaciones  le han ido modificando sus naturales cauces, estrechándolo incluso peligrosamente en alguno de sus tramos. Por eso, de vez en cuando saca a relucir su “carácter” de antaño y, si coinciden intensas lluvias con grandes mareas, vuelve a ser lo que fue, el río Urdanibia que, aunque modesto, es todo un afluente del Bidasoa.

El viejo puente, tras sucesivas riadas fue rápidamente reconstruido. Por citar algunas de sus primitivas reparaciones damos noticias de las obras realizadas por Pedro de Ibargoyen, en 1744. Nada menos que 21 reales de plata costó su reconstrucción en piedra. Otra de 1751, en la que sale a remate la recomposición del puente.

La llamada comisión del Camino de Fuenterrabía, perteneciente al ayuntamiento de Irun, realizó 1842 un estudio para la construcción de un nuevo puente sobre el río Urdanibia

 

 UGALDE

 

Una de las más antiguas referencias que hemos encontrado del primitivo puente, data de 1706, por la que se ordena que “se repare el puente de Ugalde con el dinero del censo que debe Phelipe de Arrivillaga”.

Obviamente era de madera, por eso en 1721 encontramos a  Ignacio de Zamora  quién “cortó unos robles en Gainchurisqueta para el reparo del puente de Ugalde”. Noticias posteriores dan cuenta de que quien lo arregló fue Francisco Ladrón de Guevara

Pero de nuevo, en 1732, una avenida se llevó el puente, decretándose su reposición por cuenta del dueño del molino de Errotandia. La reparación costó 15 reales de plata.

Hasta mediados del siglo XVII siguió siendo de madera, pero en una de las actas municipales de 1743, quedó escrito que se sacaría en  primera almoneda su reconstrucción en piedra.

Antaño fue paso obligado del desaparecido Camino Real, que partiendo de Behobia, pasaba la Plaza de San Juan, calle Mayor hasta Oyarzun; y hasta hace pocos años lo ha sido también de la N-1 hasta la apertura de la variante, tal y como aparece en la foto.

Se encuentra junto a la desaparecida fábrica de Porcelanas Bidasoa

 

 

 ERAUSTIETA 

 

No busquen agua bajo este puente. Fue construido para salvar el paso sobre las líneas de ferrocarril del Norte, y también las vías del "Topo",  entre el barrio de Anaka y Belaskoenea.

Debe su nombre al viejo caserío que antaño se encontraba en sus inmediaciones.

Lo encontramos con ese nombre también en 1900, con motivo de las obras del “camino que pasa por Garciaenea y el puente de Eraustieta en el barrio de Anaca”.

Por gentileza del Dpto. de Urbanismo del Ayto. de Irun, hemos tenido acceso a los planos y proyecto del nuevo puente. Fue  realizado en 1989 y tiene una longitud de 90 m. y 12 m. de ancho. Su construcción duró siete meses y el presupuesto ascendió a 205 millones de pesetas.

El director del proyecto fue el ingeniero Carlos del Río Chavarri.

Lamentamos, a la vez que pedimos disculpas, por la baja calidad de la foto (izquierda) del viejo puente. Si la hemos incluido es por el valor sentimental que creemos tiene para las gentes de nuestro barrio.

En otra de las imágenes puede contemplarse parte de uno de los antiguos pilares de sillería que todavía se encuentra bajo el nuevo puente.

El puente de Eraustieta une dos importantes zonas urbanas de Irun y constituye la salida más rápida desde el barrio de Anaka en sentido Donostia. 

 

 

 ESTACIÓN

 

Desde que en 1858 se creara la “Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España”  que se dedicaría la la explotación de la línea y a lo largo de los 8 años que duró su construcción, fueron numerosos los puentes que se fueron creando en su recorrido.

En el caso que nos ocupa, se trata del "paso superior" sobre el ferrocarril en el paseo de Colón.

El 18 de octubre de 1863 se inauguró el tramo San Sebastián-Irun, y el 22 de abril del siguiente año, el de Irun-Hendaya, para el que hubo de construirse un puente sobre el Bidasoa del que más adelante nos ocuparemos.

Sobre este mismo puente transcurrían unas vías de un tranvía de tracción animal,  que desde 1896, recorría el trayecto entre Irun y Fuenterrabía.

Las importantes obras de ampliación que se acometieron en el mismo en 1917, fueron sufragadas en su totalidad por nuestro Ayuntamiento, al negarse la Diputación a hacerse cargo de gasto alguno.

En 1924 se le dotó de alumbrado, colocándose a cada lado un par de artísticas farolas.

Este  puente sobre las vías del tren pertenece al Barrio de Anaka, al igual que la estación del Norte.

 

 DUNBOA

 

Se trata de una moderna pasarela, de elegantes líneas y de reciente construcción, para el paso de peatones entre la plaza de Istillaga y la calle General Bergareche, sobre el canal de Dunboa.

 

Se encuentra en el límite Este de Anaka con Behobia.

 

Hubo un tiempo en que el único puente sobre el canal de Dunboa era el de Korrokoitz, del que se tienen noticias al menos desde el siglo XVII.

 

 

 ISTILLAGO –  Ferrocarril del Bidasoa

 

Fue demolido hace bastantes años. En la foto se muestra sin su parte superior

Su construcción se remonta a 1884, para salvar el paso sobre la ría de Santiago, del desaparecido Ferrocarril del Bidasoa.

El origen de este pequeño tren fue la explotación de las minas del entorno de Irun, y unía Endarlaza con el centro de la ciudad.

En la primera década del siglo XX  fue modificado para su uso para viajeros.

Popularmente conocido como "tren txikito", era de vía estrecha y sus máquinas a vapor. Su estación central se encontraba a poca distancia de este puente, en Kostorbe, y tenía apeadero en el paseo de Colón.

El talud que en su día fue levantado para las vías de este tren, fue utilizado en parte para la construcción de la actual variante norte de Irun.

 

 

 ISTILLAGO –  La Bañera

 

Nos referimos al que se encuentra al final de la calle de Santiago y une las calles Bidasoa y Ramón Iribarren.

En el Archivo Municipal del Irun se conservan planos y presupuestos del que fue construido hacia 1874, siendo el maestro cantero Agustín Olaizola y la piedra traída de Malcarroa. De nuevo, en 1915, encontramos un informe del arquitecto municipal para construir una pasarela en el lugar llamado "La Bañera", que con el paso del tiempo y las mareas se fue deteriorando.

 

Llegados a 1966, el puente se encontraba en un estado lamentable. Lo curioso es que fue sustituido ¡en un par de horas!.  La  historia merece ser conocida. 

El que años más tarde fuera General del Alarde (1994/1997), Fco. Javier Vergara, “santiagotarra de toda la vida", tuvo la feliz idea de solicitar un nuevo puente para su calle.

Él mismo nos lo cuenta: "Estaba fuera de uso, pero era muy sólido. Era uno de aquellos puentes que los pontoneros militares utilizaban en sus campañas, y se lo solicité a un alto cargo del ejército con el que coincidía a menudo en mis clases de equitación en Loyola. Fueron los propios soldados quienes lo trajeron a Irun en uno de sus camiones especiales y lo montaron en un momento". Por supuesto, la obra contaba con el visto bueno de la corporación municipal, presidida por el alcalde F. Bergareche. Así fue como la calle Santiago volvió a disfrutar de una soberbia pasarela, sin más gastos que los de las barandillas de protección que el ayuntamiento instaló fechas más tarde.

En la foto de la derecha puede observase a un grupo de chavales en "La Bañera" junto al viejo puente de piedra. A principio de los noventa se construyó el nuevo que se observa en la fotografía de color.

 

 IPARRALDE

 

Con motivo de los trabajos de desdoblamiento de la N-1 que llevó a cabo la Diputación Foral de Gipuzkoa , en 2008, se procedió al derribo del puente viejo de la variante sobre la avenida de Iparralde.

He aquí las imágenes de "antes y después".

 

 

 

 SANTIAGO - Internacional

 

Sin duda el más importante, en cuanto a anchura y longitud, existen sobre el río Bidasoa.

 

René Petit, el que fuera jugador del Real Unión, y más tarde ingeniero, fue el encargado de su realización.

Fue inaugurado en 1966.

Consultadas las hemerotecas de entonces, cuentan que un total de 251.000 vehículos atravesaron este puente en el mes de agosto de aquel año (ABC. 03/09/1966)

La estela que se encuentra en el centro del mismo, justo en la línea divisoria de Irun-Hendaya, fue proyectada por el escultor Jorge Oteiza en 1971.

 

 AVENIDA –  Internacional

 

Este magnífico puente fue construido por el Ayuntamiento de Irun, como prolongación de la Avda. de Francia, que hoy conocemos como Avda. de Iparralde.

Nace en base a un  proyecto de 1910 y la posterior consolidación del mismo en 1912.

El constructor fue Salvador de Azúa, y su inauguración tuvo lugar el 5 de noviembre de 1915.

Su coste fue de 335.108 pesetas. Para su amortización se estableció un peaje inicial de 5 céntimos por persona, y otras cantidades, según se tratase de vehículos o caballerías.

Se le dotó de alumbrado en 1917.

Por este puente cruzaron miles de personas en setiembre de 1936, en plena Guerra Civil, obligadas a huir de un Irun en llamas.

Durante la Segunda Guerra mundial, en junio de 1940, fue ocupado por las tropas alemanas del III Reich.

 

 TOPO –  Internacional

 

En 1910 se constituye “Compañía del Ferrocarril de San Sebastián a la Frontera Francesa” y en ese mismo año la empresa obtiene un acuerdo aprobado por el Ayuntamiento de la villa de Irun, para la construcción de un puente hasta la frontera francesa, según proyecto tasado en 454.000 pesetas y presentado por el Ingeniero D. Ignacio Ugarte.

Pasados dos años, en1912, se pone en servicio la línea San Sebastián a Irun, cuya inauguración oficial tuvo lugar el 5 de diciembre de 1912.

La prolongación hasta Hendaya se retrasó hasta 1913 porque el puente sobre el río Bidasoa aún no estaba acabado.

Se trataba de un puente de fábrica de cinco arcos, de 20 ml de luz cada uno de ellos. Fue el 13 de julio de 1913, cuando se inauguró el tramo Irun-Hendaya, el mismo día en que ocurrió el fatal accidente, por el choque de dos trenes, en el que murieron 7 viajeros, resultando graves otras 20 personas.  Por el comportamiento de la población en la atención a los heridos en dicho accidente, el rey Alfonso XIII premió a la ciudad de Irun con el título de "Muy Humanitaria"

En 1926 la concesión absorbida por la S.E.F.T.

El "Topo", como tal, estuvo en funcionamiento hasta 1973, que paso a manos de F.E.V.E. Tras una gran remodelación, el Consejo Superior Vasco se hizo cargo de la explotación al lograr competencias en materia ferroviaria y, finalmente, desde 1982, lo gestiona Eusko Trenbideak/Ferrocarriles Vascosla

 

 FERROCARRIL - Internacional

 

El primer estudio realizado sobre "el paso del Bidasoa" corrió a cargo del ingeniero  de caminos Calixto Santa Cruz y del de puentes y calzadas de Francia Mr. Duvignaud.

Fue construido entre 1862 y 1863.

He aquí alguno datos extraídos de la publicación francesa "Nouvelles Annals de la Construction" del año 1863.

El puente se compone de 5 arcos de 20 m. de abertura cada uno, y tiene una longitud total de 132,05 m. Los pilares tienen una anchura de 2,67 m. y profundizan hasta los 7 metros. El ingeniero que controló los trabajos por parte francesa fue M. Chauvisé.

El primer tren dirección Francia-Irun llegó a Hendaya el 22 de octubre de 1862, y el primero entre Madrid-París el 15 de agosto de 1864.

De un proyecto que no prosperó acerca de este puente, se da cuenta en una de las actas municipales del Ayuntamiento de Irun de 1861. Se recoge un oficio recibido del alcalde de la villa de Hendaya , expresando la conveniencia de exponer conjuntamente con Fuenterrabía  e Irun, "la utilidad que tendría hacer caminos por los que transitar a pie en las orillas del puente que se va a construir para el Ferrocarril del Norte en el punto de Santiago", comprometiéndose a colaborar en dicha exposición.

Fotos: Archivo Municipal de Irun