La primera capilla que hubo en el núcleo urbano de Anaka, se encontraba en los bajos de la Sociedad Casino de Anaka, en la plaza F. Iratxeta. Pasó luego a uno de los locales de la calle Peñas de Aya, hasta que en 1979 se abrió la actual parroquia de San Juan el Bautista.

Pero desde mucho antes, el centro de culto más cercano para las gentes del barrio era el santuario de los PP. Pasionistas en la calle de la Estación.

 

Hasta que en 1961 fuera inaugurada oficialmente como parroquia de San Gabriel y Santa Gema, esta es su historia.

La primera comunidad Pasionista se estableció en 1916 en el número 34 de la calle Fuenterrabía. Años más tarde, en 1923 adquirieron un solar en terrenos adquiridos a la estación de ferrocarril, colocando la primera piedra para el futuro templo el 29 de julio de 1923. El proyecto de construcción se debe al arquitecto diocesano José Gurruchaga y el coste de la obra, para la que se había creado un junta de recaudación de fondos para colaborar en la misma, ascendió a 400.000 pesetas.

Tres años más tarde, el 8 de agosto de 1926, tuvo lugar la solemne inauguración, presidida por el arzobispo de Valladolid, D. Remigio Gandasegui. El templo contaba con campanas para llamada a los fieles. Las que marcaban las horas del reloj datan de 1935.

En ese mismo año de 1935 fue declarada, casa canónica “El retiro de San Gabriel de Irun”

Al comienzo de la guerra civil, en 1936, los pasionistas fueron obligados a cerrar la Iglesia y a salir de Irun, quedando el templo bajo la custodia del PNV. A los pocos meses, los republicanos incendiaron el convento, deteriorando seriamente las bonitas vidrieras de la cúpula. El 4 de octubre de aquel mismo año, cayó una bomba, pero no causó daños personales.

Una vez que las tropas nacionales hubieron ocupado Irun, los pasionistas pudieron volver y comenzar la reconstrucción que duró casi tres años.

 

Un detalle curioso, que contrasta con la rigurosidad el régimen de la época, es que a partir de enero de 1940, se permitió a los pasionistas que algunas de las homilías de los domingos fueran en euskera.

Lo que muy pocos conocen es que muchas de las obras de su interior fueron proyectadas en 1942, de forma desinteresada, por Luis Tolosa Amilibia. Concretamente el retablo principal, los confesionarios, el relicario, el altar mayor, los limoneros, la capilla del cristo, las verjas de hierro forjado y otros. Por gentileza de su hijo Juan Ignacio Tolosa y de su esposa Rosma, reproducimos en este trabajo los dibujos correspondientes al retablo y confesionarios.

Estas son, en orden cronológico, algunas de las obras realizadas posteriormente. En 1944, tras la expropiación de terrenos para ampliar la actual calle Anaka, se levantó un muro. En 1952 se construyó una capilla interior, y un año más tarde, el edificio anexo que con el tiempo acogería a buen número de jóvenes del barrio, el popularmente conocido como Oargui (*)

En 1955 se acometieron en el templo importantes obras de consolidación, a las que el ayuntamiento contribuyó con 30.000 pta. Se revocó la cúpula y se revistió de baldosín. En 1970 se produjo un aparatoso incendio en uno de los anexos, provocando grandes daños (ver foto inferior)

Pero las obras más importantes fueron las llevadas a cabo entre 2002 y 2008, años en que el la parroquia estuvo cerrada al culto. Se acometió el derribo de varios edificios anexos, con el acuerdo con la constructora de edificar nuevas dependencias y remodelar el templo en su totalidad, tanto en su interior como exteriormente.

 

 

PARA SABER MÁS

 

Características del templo: El arquitecto donostiarra José Gurrutxaga, diseñó un edificio de estilo renacentista, de planta octogonal, construido de piedra, ladrillo y hormigón. Descansa sobre 8 columnas. Tiene dos galerías, una interior a 7 m. de altura y otra exterior superpuesta. Tiene 560 m. de superficie y 43 de altura. Es tan larga como alta.

 

La estatua de San Miguel: Se encuentra a la entrada de la iglesia, sobre la puerta. Fue realizada por el artista alavés, Isaac Díez de Ibarrondo. Mide 1,6 m. y pesa 800 kg. Su colocación y bendición tuvo lugar el 28 de septiembre de 1945 

 

Las vidrieras: En número de ocho. Magníficas. Fueron creadas por los hermanos Maumejean de Hendaya, y representan los ocho dolores de la Virgen, y en el centro, encima del presbiterio, a la Virgen cobijando bajo su manto a un grupo de Pasionistas.

 

El retablo: Con un presupuesto de 40.000 pta. Fue encargado a la casa Tena de Valencia y colocado en 1941. En 1945 se le añadió la estatua de Santa Gema, realizada por la misma firma

 

El órgano: Construido por la fábrica de órganos “Ntra. Sra. De Begoña de Bilbao”, fue inaugurado el 3 de enero de 1954.

 

Planos: Para ampliar conocimientos sobre el tema tratado en este reportaje, indicamos que Juan IgnacioTolosa  dispone de los planos originales del antiguo altar , los limosneros , los confesionarios, la capilla del Cristo, la sala destinada a exposición de recuerdos de San Gabriel y Santa Gema y la sepultura del cementerio de Blaia.


 

 

 

(*) Los llamados OARGUI (acrónimo de Organización Atlética Recreativa Guipuzcoana)

 

El de los pasionistas llevaba el nombre de “OARGUI-ALAIKI”.

Allí nacieron un buen número de agrupaciones deportivas en las más variadas disciplinas;

judo, rugby, balonmano, siendo durante muchos años punto de encuentro de varios colectivos,

antes y después de nuestra democracia.

 

En la imagen de la izquierda, parte posterior del templo y el edificio del OARGUI-ALAIKI reducido a escombros.

 

 

Foto: J.A. Murguia

 


 

Planos del retablo y confesionarios, realizados por Luis Tolosa Amilia

 

 

 

        

 

Izquierda: Incendio en uno de edificios anexos a la parroquia en 1970    Derecha: Estado en el que quedaron algunas imágenes durante la guerra civil en 1936

 

   

 

Detalle de algunas vidrieras e interior de la cúpula

 

       

El templo y los modernos edificios anexos


Bibliografía consultada :

- Archivo Municipal de Irun.

- Gure Gipuzkoa (Dip.Foral Gipuzkoa)

- Bidasoako Eliza