Aunque en la actualidad la sociedad Kurpil Kirolak es conocida por la actividad de la pelota en sus diferentes modalidades, conviene recordar que, en el acta de su constitución, que tiene fecha 29 de octubre de 1944, se establece que la dedicación primordial de la Sociedad es el deporte de los bolos.

 

     

 

 

 

 

Equipo de bolaris en los años 40

 

Fue en aquel viejo bola-toki del desaparecido Restaurante La Agrícola en la Plaza de Urdanibia, regentado por Leoncio Olasagasti de quien partió la idea del nombre de KURPIL KIROLAK dónde surgieron los primeros iruneses campeones de Guipúzcoa.

La primera junta directiva estuvo presidida por Juan Miguel Lasa, (foto) al que acompañaban Félix Echeverría, José Ramón Atienza, Leoncio Olasagasti y Francisco Isasa.

 

 

 

En sus comienzos la asociación mantenía también la afición a la pelota y seleccionaba las parejas de pelotaris aficionados que intervenían en los campeonatos provinciales y de la zona del Bidasoa

Las que siguieron tuvieron la difícil tarea de consolidar la Sociedad en tiempos verdaderamente difíciles.

Entre los hechos más destacables figuran la adquisición del local de la calle Peña en 1962, la importante reforma llevada a cabo en 1973 y la compra del nuevo local junto al ya existente.

 


 

ANTIGUAS FOTOS DE JUNTA DIRECTIVA Y ANIVERSARIOS

 

 

 

 

 

 

ESCUDO EN PIEDRA EN LA FACHADA DE LA SOCIEDAD

 

 

 

La organización del torneo anual “Kurpil Kirolak”, por el que cada año pasan las mejores promesas de Euskal Herria y que en breve celebrará su 70 edición, son la mejor tarjeta de visita de la sociedad en el ámbito deportivo.

Las innumerables gestiones de la sociedad Kurpil Kirolal, en tareas de convencimiento ante el Ayuntamiento para para que el viejo frontón Uranzu, (construido en 1934) fuera remodelado, dieron su fruto con la inauguración de las nuevas instalaciones 1 de julio de 2019.

 

Alma Mater del proceso ha sido Juan José Aldako, presidente de la sociedad desde 1984 y a quien debemos el logro, entre otros muchos, de que los festivales profesionales de pelota a mano se hayan consolidado en Irun.

 

 

No conviene olvidar que una parte importante de la sociedad es su sección gastronómica que colabora activamente en numerosas actividades que tienen que ver con los fogones, y que cuenta con varios cocineros que la representan en concursos y celebraciones.

 

Algunos de los representantes de Kurpil en concursos gastronómicos

 

PELOTARIS

 

Con escasos medios pero contando con el entusiasmo de sus aprox. 500 socios y su Junta Directiva, la sociedad Kurpil Kirolak seguirá trabajando para que deporte y gastronomía sigan siempre de la mano.