Muchas personas de Irun tienen a gala haber nacido en la “Clínica de Gallano” que se encontraba dentro de los límites del Barrio de Anaka.

 

Durante la primera mitad del siglo XX, el único centro público de salud existente en Irun era el viejo Hospital Municipal junto a la plaza de Urdanibia. Funcionó como tal desde 1902 hasta su conversión en asilo en 1972.

En 1919 tras la renuncia de D. Victoriano Juaristi, fue designado mediante concurso médico, cirujano del Hospital de Irun, D. Aureliano Gallano Bengoetxea (1886-1969). Años más tarde, en 1926, por encargo de nuestro Ayuntamiento, fue también responsable de la dirección del centro hasta su jubilación en 1956.

Entre sus pacientes se encontraba la Infanta Eulalia (hija de la reina Isabel II y hermana de Alfonso XII) que residió en Irun los últimos años de su vida hasta 1958.

Fueron 47 años de actividad profesional, tan solo interrumpida por el inicio de la guerra civil de 1936, en la que fue movilizado a Madrid para atender lo que las autoridades del momento llamaron “ primeros servicios”.

Al mismo tiempo, su hijo Ignacio Gallano de Sebastián (1917-1982), estudiante de medicina, hacía en Irun sus primeras y, digamos que,  obligadas prácticas “sin derecho a percibir sueldo ni emolumentos en tanto duren las actuales circunstancias”, según puede leerse en una de las acta municipales (02.abr.1936).

Ignacio, tras su movilización en el llamado “frente de Teruel”, pudo terminar su carrera, especializándose en ginecología en el prestigioso y recién inaugurado (1942), Hospital Ruber, de Madrid.

 De regreso a Irun, en junio de 1948, con la ayuda de su padre, Aureliano, habilitó uno de los señoriales edificios de Mendíbil, en la calle del Ejército Español, 6 (actual calle Gudari) y abrió su propia clínica, “Nuestra Señora del Juncal”, popularmente conocida como la "clínica de Gallano", que en los años 60 disponía de 12 camas.

He aquí uno de los equipos médicos de la época: Humberto Tobalina (traumatólogo), José Luis Gamarra,  Carlos Sanz (cirujano), Iñaki García Díaz (anestesista), Jontxu Ponte (traumatólogo), José Luis Esnal (urólogo),Manolo Alday (otorrino) y el propio Ignacio Gallano (ginecólogo). Comadronas, Gloria Colina, Carmen de Tomas y Noelie.

Para las tareas contables estaba Nicanor Narvarte.

Sin olvidar a las enfermeras, como Isabel Icardo y Rosarito Alberdi, personal de servicio doméstico y la cocinera María. Contaban además con la inestimable ayuda de las Hermanas de las Siervas de Jesús

Contaba la clínica con quirófano, sala de partos, sala de curas y 25 camas, ocupadas en su mayoría por el servicio de ginecología, que atendía a pacientes de Irun,  Hondarribia, y las vecinas poblaciones navarras de “cinco villas”.

Las numerosas compañías aseguradoras con las que la clínica trabajaba, aportaban el resto de clientes, en su mayoría por accidentes de trabajo.

Llegados a mediados de los años sesenta, la apertura y rehabilitación de nuevos centros de salud en Irun, como el Hospital de Cruz Roja (1958), Hospital Municipal, la Residencia Sanitaria en San Sebastián (1960) y la Ley General de la Seguridad Social de 1966, cuestionaron la continuidad de la “Clínica de Gallano” que cerró sus puertas en 1967.

 

 Fuentes consultadas:

-  Archivo Municipal de Irun  

-  Historia Médica de Irun 1546-1936) J.J. Martínez

 

   

 

Aureliano Gallano y su hijo Ignacio

 

Dedicatoria de la Infanta Eulalia al Dr. Gallano

 

 

.