Iñaki Arenaga

Resulta difícil imaginar algún  evento festivo al aire libre organizado en el Barrio de Anaka que no haya contado con la participación de  Auntxa Trikitixa Eskola.

Pili e Iñaki Arenaga son dos hermanos iruneses que hace veinticinco años decidieron abrir en Anaka una de las primeras Escuelas de Trikitixa de nuestra comarca.

Su pasión por la Trikitixa les viene de familia. Su tío Anttonio Arenaga, natural de Urrestilla (Azpeitia) fue un auténtico virtuoso de este singular instrumento. Alternaba sus actuaciones de trikitrilari con las profesionales de fundidor a lo largo y ancho de País Vasco. Se da la curiosa circunstancia de que uno de sus trabajos le acercó hasta Anaka, y más concretamente a Decoexsa, cuya estructura metálica fue montada por el equipo de Anttonio. No muy lejos de allí , en el número 31 de la calle Monte Aldabe se encuentra Auntxa Trikitixa Eskola.

En una de sus aulas, convertida en pequeño estudio de grabación, decorado con  recuerdos y fotos de su afición preferida, el ciclismo, deporte al que dedica su escaso tiempo libre, hemos mantenido una animada charla con su director Iñaki Arenaga quien nos ha puesto al corriente de las actividades y funcionamiento de su Escuela. En ella atiende a una media de 40 alumnos por curso. No existe límite de edad. Los más pequeños apenas han cumplido los 4 años y ya hacen sus pinitos con pandero. Nos habla de la Trikitixa. En principio Trikitixa fue el conjunto formado por acordeón y pandero. Se dice que nació en Zumárraga a principio de los años 20 donde se interpretaban bertsos acompañados de la música, pero fue a partir de 1986, con la aparición de Kepa Junkera cuando tomó un auge que se mantiene hasta nuestros días. Como Trikitixa se conoce también el instrumento principal que utilizamos, el acordeón diatónico. Nos habla de su escuela. La inauguramos en 1989. Está abierta de lunes a sábado durante todo el día. En su ausencia, su hermana Pili se ocupa de los alumnos, ya que Iñaki también imparto clases en el Conservatorio de Irun y enen el Colegio Público de Oiartzun. En cuanto a sus actuaciones, acuden a la mayoría de los requerimientos de forma desinteresada; Euskal Jiras, Olentzeros y otros festejos al aire libre que alternamos con otras ha tenido lugar  el pasado 13 de agosto, dentro la Quincena Musical Donostiarra que ha organizado un recorrido musical desde Irun hasta el Santuario de Guadalupe siguiendo la vertiente costera del Camino de Santiago. En su centro existe la posibilidad de aprender sin necesidad de solfeo mediante el sistema cifrado. También de oído, que era el método que se utilizaba antiguamente y por supuesto también mediante solfeo que se puede combinar con el sistema cifrado. Para las personas que lo deseen disponemos de un método de enseñanza más personalizado. En los comienzos no es necesario tener instrumento, lo facilitan en la Escuela.

 

 

 

 

 

 

Pili e Iñaki Arenaga con su tío Anttonio Arenaga (Auntxa)