Andrés Amilibia

Los bomberos están en nuestro Barrio de Anaka desde 1988 desempeñando una labor de riesgo, abnegada y en silencio que se rompe tan solo con el ulular de las sirenas de sus vehículos cada vez que salen disparados a atender alguna llamada.

Andrés Amibilia es un bombero jubilado curtido en mil batallas profesionales, y que se mantiene en una forma física envidiable. Es sin lugar a dudas, el más veterano de Irun. Ingresó en los años setenta en aquel Cuerpo de Bomberos Municipal que tenía su sede en el vetusto local de la trasera del Ayuntamiento. Gracias a él, y con la autorización del responsable de la dotación, hemos tenido acceso a las dependencias del parque de bomberos. Se trata de un edificio de dos plantas, con una superficie de 500 m2, que dispone de todo lo necesario para prestar un servicio rápido y de calidad.

Destacamos un amplio y perfectamente equipado gimnasio donde se ejercitan a diario.

Cuentan con seis vehículos, cada uno de ellos para un uso determinado, y la obligatoriedad de revisarlos minuciosamente a diario con la puesta en marcha de motores y dispositivos.

La más reciente incorporación es un moderno e imponente vehículo dotado de una escalera mecánica, que alcanza los 30 metros.  La dotación está compuesta por aprox. 37 personas repartidas en grupos de 6, que componen los grupos de guardia, más un jefe.

Visitamos el puesto de control. A través de este centro se tramitan todas las urgencias coordinadas. Desde él se accede también a una ingente cantidad de datos y estadísticas. La media de intervenciones  oscila entre las 600 y 650 salidas al año.

En 1996 sufrieron la pérdida de un compañero durante un servicio en las cercanías de Gazteluzar. A pesar de las medidas de protección, el fuerte viento envolvió al bombero en una de las telas de recubrimiento del edificio, arrojándole al suelo desde una altura de 13 metros. Fue un golpe moral muy duro para todos. Le recuerdan con un monolito que se encuentra en los jardines del Parque y con un memorial de cross que organizamos todos los años en el que participan compañeros de toda la provincia.

 

 

 

 

Bomberos de Irun junto a su primitiva ubicación, en la trasera del Ayuntamiento, en la calle Prudencia Arbide.

Agachados: Jaramago, Julio Murillo, Andrés Amilibia, Aquilino Ruiz, Toñin de las Heras, Gregorio Gómez, Juanito Aranburu.

De pie: Antonio Garmendia, Angel Zato, Etxabe, Alejandro, Benito, Mintegi, J. Antonio Behobide,

Antonio Resende, Pascal, J. Ramón Sevilla, el Alcalde X. Txapartegi, Antonio Molina, Guillermo Trenado y Quinciano Herrero.

 

 

     

 

            

Monolito en memoria del compañero fallecido en acto de servicio, José González.

 

      

 

Izquierda: Irún (1936)      -  Derecha: Incendio de un edificio anexo a los PP. Pasionistas (1970)