Fecha: Pleno de 30 de marzo de 1859

Propuesta: Alcaldía

 

 

Desde la plaza de Urdanibia hasta el comienzo de la calle Ermita en el puente sobre el canal de Dunboa


Santa Elena es una de las calles del viejo Irun que no ha variado de nombre a lo largo del tiempo.

Su dedicatoria obedece a que era la calle que conducía desde el pueblo hacia la fuente y ermita del mismo nombre.

La fuente de Santa Elena, aunque ya existía con anterioridad, fue construida en los años 1678-1679 tal y como la reconocemos ahora.

En 1883 se aprobó la construcción de un lavadero en Santalenburu, junto a la regata, un poco más arriba de la ermita de Santa Elena. El hecho de que se construyera en lugar tan alejado y regata arriba, obedecía a dos razones: evitar que la subida de las mareas mezclara las aguas del arroyo con el agua de mar y el no perjudicar la actividad del molino de Santa Elena.

 

De Santa Elena sabemos que nació hacia el año 246, sin que sus hagiógrafos se pongan de acuerdo acerca del lugar donde nació, pero todos coinciden en que fue madre del emperador Constantino y que junto con él abrazó la fe cristiana. Tras el concilio de Nicea (325) pasó a Jerusalén donde mandó construir varios templos.

Murió en Roma a la edad de 80 años.

Hasta el sigo VIII no se dio a Elena el título de Santa en Oriente, y en Occidente no se la reconoce por tal hasta el siglo IX.


 

 

Calle Santa Elena y en primer plano el antiguo molino del mismo nombre


 

 

Ermita de Santa Elena


 

Fuente de San Elena


 

 

Puente de la calle Santa Elena sobre el canal de Dunboa (Foto: A.M.I.)


 

Detalle de la fuente de Santa Elena (Foto: Sagrario Arrizabalaga)


 

 

El texto es un extracto del libro "Los nombres de las calles de Irun", publicado en 1996,  cuyo autor es José Monje García, ex-archivero municipal, presidente de la asociación Luis de Uranzu Kultur Taldea y Miembro de Honor  de la Cofradía Anaka de Irun.

 

Montaje e información fotográfica :

Agustín Morate Zulaika.

Cofradía Anaka