Fecha: Pleno de 2 de diciembre de 1975

Propuesta: Luis de Uranzu Kultur Taldea

 

 

En la zona de Belaskoenea, transversal a las calles Burniola y Olagizon/Ferrones


Marinel es su nombre oficial en euskera de esta calle anterior y popularmente conocida como Navegantes.

Se pretende homenajear a aquellos irundarras que se lanzaron al mar, bien formando parte de las levas de marinería o bien dedicándose a las faenas del mar.

Nuestros vecinos de Fuenterrabía partían con sus embarcaciones a remo y vela desde su puerto refugio que se encontraba, no en la ubicación actual, sino en la pequeña ensenada existente justo al pie del faro de Higuer.  

Las expediciones de nuestros pescadores a Terranova eran frecuentes, primero por la caza de las ballenas, y más tarde movidos por los importantes bancos de bacalao de aquellas aguas de los mares del norte. Prueba evidente de que nuestros pescadores anduvieron por allí, son las estelas funerarias que hoy día pueden contemplarse en el cementerio de Saint Pierre, con inscripciones en euskera  como "Dahemen hilai o Mai 1676" (Yace aquí muerto Mayo 1676).

 En agosto de 1661 Irun aportó cinco marineros de los doscientos que la Provincia mandó embarcar en la nave Capitana  que se encontraba en Pasajes. Aunque los datos son de algunos años más tarde, en 1718 había registrados en la “matrícula de mar”, 72 iruneses. Años más tarde, en 1723, se dice que 30 marineros de la aldea de Irun salieron a cazar ballenas.  


 

Vascos en la caza de la ballena (Foto: El Semanal)

 


Acerca de los marineros de Irun, Luis de Uranzu dice que: "La Armada española consideraba a Irun como puerto de mar y sus vecinos más familiarizados con la navegación fluvial, servían en la Marina de Guerra.

El Ayuntamiento de Irun confeccionaba todos los años una lista que remitía a la Junta General".

Por una de aquellas listas sabemos qué iruneses andaban navegando entonces por el mundo.

 

 


 


 

Parte del texto es un extracto del libro "Los nombres de las calles de Irun", publicado en 1996,  cuyo autor es José Monje García, ex-archivero municipal, presidente de la asociación Luis de Uranzu Kultur Taldea y Miembro de Honor  de la Cofradía Anaka de Irun.

 

 

Montaje e información fotográfica complementaria: Agustín Morate Zulaika.

Cofradía Anaka