Fecha: Anterior a 1859

 

 

La que va desde la plaza San Juan, bajando la escalinata por la parte izquierda del Ayuntamiento, hasta la calle Prudencia Arbide.


José Monje, ex-archivero municipal y autor del libro "Los nombres de las calles de Irun" no pudo encontrar el origen del nombre de esta calle. Descarta que fuera un intento por rememorar el nombre de Jesucristo (el respetuoso lenguaje del siglo XIX no hubiera permitido esta acepción) y que tal vez se trata de una dedicatoria popular a cualquier persona. En 1762, cuando fue empedrada la calle carecía de nombre.

Según Antonio Aranburu existen referencias de que la calle Jesús era anteriormente conocida como calle San Juan (1654), si bien este hecho no se pudo evidenciar hasta 1845 cuando salió a luz el nombre con motivo de unas obras en la mencionada calle.

En 1853 en un escrito de Mariano José de Lascurain figura como calle "del Jesús" , como si se tratara de un nombre peculiar y con una acepción vulgar. En 1860 se le dota de alcantarillado y en 1895 se instala la luz eléctrica.

La calle Jesús, entre otras, marca el límite de los barrios Lapitze y Olaberría.


 

Dos antiguas imágenes de la calle Jesús. (Fotos: Archivo Municipal de Irun)

 

Para salvar el desnivel desde la calle Jesús hasta la plaza de San Juan se utilizaron las piedras que componían la escalinata del interior del Ayuntamiento de Irun, cuando se pusieron las nuevas de madera de roble en 1903


 

En 1859, la noche del 26 de abril un voraz incendio asoló varias casas pegantes a la casa concejil, (a la izquierda del Ayuntamiento)

Aprovechando esta circunstancia se negoció con la propietaria de dichas casas, María Vicenta de Olazábal, para ampliar la plaza de San Juan.

 

(Fotos: A.M.I.)


 

 

La fuente de la calle Jesús (Foto: A.M.I.)


 

 


 

Parte del texto es un extracto del libro "Los nombres de las calles de Irun", publicado en 1996,  cuyo autor es José Monje García, ex-archivero municipal, presidente de la asociación Luis de Uranzu Kultur Taldea y Miembro de Honor  de la Cofradía Anaka de Irun.