Fecha: Pleno de 26 de octubre de 1960

Propuesta: Alcaldía - Presidencia

 

 

En Larreaundi, perpendicular a la calle San Fco. Javier, paralela a la calle Vega de Eguzkitza


 

El 22 de abril de 1953 los iruneses dieron la bienvenida a las reliquias de San Ignacio que eran traídas desde Roma. Tras una misa solemne en la iglesia del Juncal, fueron expuestas para su veneración en la capilla del Hospital, en la de Martindozenea y en la iglesia de los PP. Pasionistas para ser posteriormente trasladas a Hondarribia. Tres años más tarde, el 27 de junio de1956, con motivo de la celebración del 4º centenario del fallecimiento del santo, llegó a Irun el Cardenal-Arzobispo de Génova, legado del Papa Pío XII, siendo recibido por las más altas autoridades civiles y eclesiásticas del Estado, asistiendo el vecindario atónito ante el desfile del cortejo organizado para la ocasión.

Iñigo de Loiola o Ignacio de Loyola, cuyo nombre completo era Ignacio López de Loyola, nació en Azpeita hacia 1491. En su niñez se educó en Arévalo (Ávila) sede de la Corte. Años más tarde fue capitán al servicio del virrey de Navarra, resultando herido en la piernas en 1521, en Pamplona, en un ataque de los franceses. Estando convaleciente en su casa solariega leyó la "Vida de Cristo" que le hizo cambiar su vida.  Una vez curado inició un amplio periplo que le llevó desde Montserrat, a Roma, París, Tierra Santa, Venecia... predicando, estudiando filosofía y teología y escribiendo. Padeció varios procesos de la Inquisición, aunque fue declarado inocente. Ordenado sacerdote en 1537, junto con otros compañeros fundó la Compañía de Jesús, oficialmente constituida en 1540.

Falleció en Roma en 1556 y fue canonizado en 1622. Es el Patrón de Gipuzkoa y Vizcaya y su fiesta se celebra el 31 de Julio.


 

Una de las muchas procesiones religiosas que tuvieron lugar en nuestra provincia,

en 1956, con motivo de la celebración del 4º centenario de la muerte de San Ignacio de Loyola.

 


 

San Ignacio convaleciente en Loyola. (Óleo de A. Chevalier. 1904


 

Santuario de Loyola, inaugurado en 1738


 

 


 

El texto es un extracto del libro "Los nombres de las calles de Irun", publicado en 1996,  cuyo autor es José Monje García, ex-archivero municipal, presidente de la asociación Luis de Uranzu Kultur Taldea y Miembro de Honor  de la Cofradía Anaka de Irun.