Fecha: Año 1992

 

 

  En el complejo aduanero Zaisa II


 

En recuerdo de la Red Comète  (Comete Sarea, en euskera).

Fue la red clandestina más famosa y eficaz para ayudar a los refugiados a huir de la Europa ocupada por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. 

La irunesa Maritxu Anatol fue una de las personas que perteneció a la Red Comète trabajando para la resistencia.  Aventurera, contrabandista, nació en  1909 en el seno de una familia de aduaneros. Trabajó en la agencia familiar y en la Casa Hirigoyen de Hendaya provocando un escándalo social, pues entonces estaba mal visto que la mujeres trabajaran en aduanas.

 

Cuando los Aliados comenzaron a bombardear Alemania y ocupar Europa, la Red Comète comenzó rescatar pilotos que habían sido abatidos por los nazis. Se encargó del largo, peligroso y complicado viaje hasta a St. Jean de Luz, Sokoa y Urruña. Luego, en la parte española franquista, la ruta comenzaba en la Estación de San Miguel junto al río Bidasoa. Se iniciaba luego el ascenso hasta el monte Pagogaina que está justamente encima del punto de partida, salvando un desnivel importante a través de caminos y pistas. Una vez en este monte, el descenso era fácil y estaba bien señalado con paneles de madera. Luego, acompañados de los servicios aliados, se dirigían a Gibraltar. Desde allí, ya más seguros, continuaban hasta las bases británicas.  


 

Maritxu Anatol con algunos de sus colaboradores de la Red Comète.

 


 

 

  Plano de la Red Comète a su paso por el Bidasoa (Enciclopedia Auñamendi)


 


:

 

Montaje e información fotográfica complementaria: Agustín Morate Zulaika, secretario de la Cofradía Anaka