Fecha: Año 1995

 

Perpendicular a la calle César Figuerido, paralela al paseo de Artiga

 


 

La calle recibe el nombre del impresionante roble centenario que se encuentra en una zona ajardinada de la zona residencial  perpendicular al paseo de Blaia.

La altura de este ejemplar de roble ronda los 15 metros y es una especie de larga vida que puede superar los 1.000 años.

Tirando de hemeroteca hemos encontrado una nota en El Diario Vasco, firmada por Pedro Gómez Campillo, en la que se pedía no fuese abatido un roble, seguramente centenario, en las cercanías de Artía. Corría peligro ante la urbanización próxima a realizarse. Era el año 1994.

A través de una nota de agradecimiento publicada en DV por su hija, Eva Gómez, sabemos que Pedro falleció en 2006.

 

Desconocemos la influencia que pudo tener aquella nota, pero el árbol no fue talado y hoy día, posiblemente gracias a la denuncia de Pedro, se mantiene frondoso y pujante, llegando a dar nombre a la calle donde se encuentra.

Es posible que, debido al árbol en cuestión, el proyecto diseñado  en 1995 para esta zona, difiera en algo con el que finalmente se llevó a cabo.

 


Impresionante roble centenario que da nombre a la calle


El roble de Artiga con todas sus hojas

(Foto: Juncal Recarte)

 


 

 

Montaje e información fotográfica : Agustín Morate Zulaika, secretario de la Cofradía Anaka